[vc_row][vc_column][vc_message]¿Te interesa el mundo de los dientes? ¿Tu interés es vocacional y tienes curiosidad? ¿Te has puesto a buscar profesiones y formaciones que tengan algo que ver y solamente se te ocurre la odontología?[/vc_message][vc_column_text]Efectivamente, el sector dental no solo comienza y acaba con el ejercicio de odontólogo después del estudio de grado correspondiente. Desde la Formación Profesional, se ofrecen dos estudios que guardan una estrecha relación con el sector de la odontología y, por extensión, el mundo de los dientes. Son los Ciclos Formativos de Grado Superior de Higiene Bucodental y de Prótesis DentalesDe entrada, pueden parecer estudios muy similares ya que su objeto de estudio, simplificándolo mucho, son los dientes. Aun así, son formaciones que a pesar de su similitud inicial, guardan grandes diferencias.

 

Estudio de Higiene Bucodental

El estudio y el ejercicio del higienista bucodental es estrictamente sanitario; es decir, se trata de un profesional de la salud que recibe a un paciente y aplica sus conocimientos para garantizarle una correcta salud bucodental. Nos encontraríamos, entonces, y reiterando lo ya dicho, con un ejercicio profesional esencialmente sanitario.

Tendríamos este contacto social con los pacientes a los que recibiríamos, les acompañaríamos, les aconsejaríamos, les procuraríamos una buena salud dental…y todo ello con un espacio de trabajo netamente clínico, concretamente en una clínica dental.

 

Estudio de Prótesis Dental

Por otro lado, en el estudio y ejercicio profesional de la prótesis dental, este sector estrictamente sanitario queda a un lado. Nos explicamos: evidentemente, se trata de un Ciclo Formativo de la rama sanitaria ya que todo elemento protésico que elabora el profesional tiene que pasar por una serie de protocolos sanitarios; son elementos que provienen y acaban en la boca de las personas. Sin embargo, el protésico, como comentábamos, es el encargado de elaborar estos elementos protésicos pero, a diferencia del higienista, no tiene nunca contacto directo con el paciente ni puede tener ese trato más social que comentábamos del higienista. 

El protésico trabaja a partir de un molde de la boca de un paciente. Así mismo, el entorno laboral no es puramente clínico, sino que el protésico trabaja en un laboratorio dental.

Ambos estudios tienen contenidos que se entrelazan, en la formación, desde una perspectiva teórica y práctica. En nuestro centro, creemos que la mejor manera de aprender las profesiones es practicándolas, ejerciéndolas; por eso, dedicamos buena parte de las horas de la formación a esta práctica. Eso sí, mientras el curso de prótesis dental es un curso eminentemente práctico, el curso de higiene bucodental tiene una carga más importante de contenidos teóricos ya que, como decimos, además de interactuar con el paciente también tenemos que conocer y reconocer todo lo que veamos en él.

Una vez finalizados los estudios, ambos dan acceso a la Universidad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *